martes, 23 de mayo de 2017

El regreso del Catón

Hace unos días terminé de leer El regreso del Catón, la última novela de Matilde Asensi y secuela de su best seller El último Catón
Matilde tiene el privilegio de ser una de las pocas autoras cuyos libros me mantienen atrapado desde el primer momento. Desde que leí El último Catón allá por 2004 sus novelas han sido más que entretenimiento: ha sido engancharme del todo. Así es Matilde. Fue aquel mismo 2004 cuando ante el furor generado por El código Da Vinci de Dan Brown, tanto a nivel literario como polémico, el mítico programa El otro lado de la realidad de Telemadrid, presentado por Javier Sierra, dedicó una emisión a debatir este best seller que se convirtió en inspiración indudable para toda una montaña de novelas de "thriller-enigmas" que todavía hoy siguen llenando las estanterías de las librerías, aunque de calidad no uniforme... Una de las personas entrevistadas en aquel junio de 2004, recién había acabado yo el libro, fue Matilde, quien dijo que nada de lo que planteaba Brown en su novela era nuevo. Y así fue como descubrí El último Catón, que como El código Da Vinci me tuvo enganchado aquel verano.

Matilde logró con El último Catón atrapar a millones de lectores y todavía hoy sigue siendo uno de los pilares del género en nuestro país. Nos hizo viajar junto a Ottavia, Farag y Kaspar por las ciudades del antiguo imperio bizantino, rastrear las reliquias de la Vera Cruz y superar unas difíciles pruebas. Animó también a muchos lectores a viajar in situ a Egipto, Estambul, Rávena... Nos mostró que en Oriente Próximo había algo más que el islam: 1000 años de historia cristiana oriental y sus continuadores en forma de sociedad secreta.

Y catorce años después de su publicación, Matilde nos trajo de vuelta a aquellos personajes, presionada por los lectores, en una nueva aventura: El regreso del Catón. Como en aquel 2004, lo he leído con emoción desde la primera página (y son 600, casi nada). Matilde sabe cómo engancharnos. Pero esta vez... creo que hay algunas cosas que sobran...
  • Aburre bastante que cada diez páginas más o menos Ottavia nos haga saber cuánto ama a su marido y qué sería de ella sin él. Muy bien, pero con una vez que lo diga ya vale... 
  • Hubo otra escena en la que me hizo sudar y palidecer un poco y creo que se podría haber sustituido por otra... 
  • Si en aquel 2004 hizo ver que quería distanciarse de Brown... pues en esta novela no ha hecho más que acercarse, pues es tocar el tema de un Jesús alternativo y ya sabemos cómo acabará... 
  • El velo sacro que tenían aquellos staurofilakes que componían aquella sociedad secreta ha desaparecido ¡Ahora hasta tienen wifi y todo! 
  • En cuanto a los datos y fechas que los personajes van soltando como si leyesen una larga crónica, a los que somos historiadores puede interesar, pero al resto... Mucho me temo que esta vez esa cifra de millones bajará. O al menos habrá algún descontento.
  • Los personajes viajan muy poco comparando con El último Catón. Esto hace que se abuse de los mismos escenarios y reste la acción.



Pero bueno, Matilde ha logrado su objetivo: nos ha vuelto a enganchar. A estar deseando sentarnos a leer cuando llegamos a casa o después de comer. 
Se nota, como ella siempre cuenta en las entrevistas, que Matilde disfruta escribiendo y documentándose, lo cual, como ella asegura, es otra aventura. También admiro a Matilde por enfrentarse a la dictadura "snob-intelectualoide" que no dieron dos duros por ella y otros autores que a finales de los años ochenta y principios de los noventa comenzaron a publicar novelas de aventuras, thrillers y enigmas históricos. Aquellos autores de best-seller que fueron infravalorados hoy venden millones de libros tanto en España como en el extranjero. Son los nº 1, los que llenan las librerías, los más solicitados por las televisiones, y en esta era de Telecirco y chabacanería tiene su mérito.

Gracias por engancharme otra vez, Matilde y, aunque no quiero ser pesado como los que te bombardean en Twitter, yo también quiero una tercera parte.



2 comentarios:

  1. Diego, me tienes en dique seco. No he visto ni un episodio de “Cuéntame”. El fútbol me aburre y tampoco me he leído este libro…. ni el anterior. Poco puedo aportar, salvo la enhorabuena a los vencedores. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Jajaja no problem, it's so normal. Sorry for writing in English, but I'm studying now for my exam and I like to practise. I have some posts just prepared, but I'm still resolving my technic problems. By the way, I recommend you to read The last Caton, the previous novel. So gripping!
    Thank you as always!

    ResponderEliminar