viernes, 23 de junio de 2017

Caravana a Oregon

Un tema recurrente dentro del western es el de los viajes en caravanas. Las odiseas de los colonos y pioneros en busca de nuevas tierras donde instalarse, en esa nueva tierra de la promisión que era Norteamérica.
Por nombrar ejemplos en el cine, se puede citar Caravana de paz, La conquista del oeste o El desfiladero de la muerte.



Pero yo siempre me quedaré con La caravana de Lucky Luke.




Mi caravana se dirige a Oregon. Allá marchan los Barrymore y los Hyde. Las carretas llevan sus equipajes y provisiones. El camino será largo.


Su guía es Walter Flanagan, un experimentado mountain man que conoce bien la ruta a Oregon.



Roger Barrymore y su esposa Susan quieren comprar una granja para instalarse con sus dos hijos.



Jakob Hyde y su esposa Abigail son mormones y desean fundar una comunidad en Oregon. Jakob está entusiasmado y recita la Biblia cada dos por tres.



Dos vaqueros protegen la caravana: Jess Buchanan y Mike Clifford.


Flanagan manda detenerse a las carretas: -¡Este es un buen sitio para acampar!


Tras buscar agua y preparar el fuego, Abigail prepara uno de sus platos.


Mientras, su esposo les repasa el Libro del Mormón, aunque sus compañeros de viaje pasan bastante.













No hay comentarios:

Publicar un comentario