lunes, 26 de junio de 2017

El salón de ámbar

Acabo de terminar El salón de ámbar de Matilde Asensi y la sensación no es ni de lejos la misma que con El último Catón y El regreso del Catón.



Se nota que fue la primera novela que escribió. Fernando Sánchez Dragó entrevistó a Matilde en El faro de Alejandría y comparó El salón de ámbar con La tabla de Flandes de Arturo Pérez-Reverte. Matilde aseguraba que no la tuvo en mente, pero  que quizá inconscientemente le influyó.

Lo que es seguro es que es una novela de "a ver qué sale". En este aspecto, la novela podría haber condenado a Matilde a no seguir. Pero afortunadamente siguió y nos ha dado obras apasionantes. Esto solo demuestra que no siempre el primer libro de un autor marca lo que va a ser su carrera literaria.

El salón de ámbar es una novela demasiado corta. Que sea breve no es inconveniente para mí, pero la historia en sí es demasiado relámpago. Durante todo el primer capítulo no sucede nada. Y de pronto, todo se resuelve en las últimas cinco páginas (¡!). No se ha escrito de manera concisa, como Matilde escribe siempre. Sí se ha documentado, de eso no hay duda, pero una historia como esta que podría haber dado más de sí, pues se trata de un thriller,  no puede quedarse en algo tan poco desarrollado...

El argumento gira en torno al salón de ámbar que fue regalado por Federico I de Prusia al zar Pedro I de Rusia. Más tarde, fue expoliado por los nazis durante la invasión de la URSS, pero al terminar la II Guerra Mundial desapareció ¿Dónde se encuentra ahora? Ahí está el enigma.

La novela usa el mismo tema que películas como Odessa o Maraton Man: el encuentro con antiguos nazis que ocultan secretos en la actualidad.

La creación de una banda de ladrones de guante blanco, llamada el Grupo de Ajedrez, se podía haber llevado mejor, con un enfoque más interesante, sacándole más partido, pero se queda en nada.
No es un libro que recomendaría y posiblemente es el peor de los que ha escrito Matilde. Pero si nos enganchó con los dos del Catón, volverá a engancharme seguro con otras novelas suyas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario