miércoles, 31 de enero de 2018

Aventuras en la India colonial II

Vamos con algunos personajes para esta India colonial. Es necesario tirar de soldados dieciochescos y transformarlos al siglo XIX. Y la verdad es que no se necesitan muchos cambios:


 Un oficial y un soldado de infantería junto a un general o bien el virrey. 


Me gusta mucho cómo queda el virrey a partir del torso del capitán de los casacas rojas de la 3054, un torso mucho más victoriano que del XVIII.


También me gusta mucho el torso del oficial, casi igualito que algunos uniformes británicos de la época que he encontrado por Pinterest.




Decididamente, necesito más salacots.





martes, 30 de enero de 2018

La llegada del cristianismo a Escandinavia

   Recordando un post de Playmoblogger en MOP sobre unos monjes en la época vikinga, voy a intentar recomponer los temas de los que hablamos en los comentarios y de los que Playmoblogger me animó a incluirlos. Por aquel entonces todavía no tenía este blog, así que aquí va.



  Como comentamos, Escandinavia fue la región de Europa que abrazó la fe cristiana más tarde. Fue en Noruega donde se introdujo en primer lugar,  por la iniciativa del rey Olaf II el Santo:





      En aquel remoto siglo XI, Suecia se resistió más a aceptar aquella nueva religión, a aquel dios del amor frente a sus dioses guerreros de Asgard.  Las leyendas presentaron un panorama en el que Noruega era el sagrado reino cristiano y Suecia la tierra de los paganos diabólicos. Esas leyendas cuentan incluso que Olaf II combatió a ¡los trolls! y que los expulsó a Suecia, símbolo del paganismo. Así lo conmemoran en una capilla escandinava. 




En la película El manantial de la doncella de Bergman, ambientada en la Suecia medieval como El séptimo sello se puede ver cómo, aunque los nobles suecos han adoptado el cristianismo, la fe en Odín y los dioses de Asgard sigue latente entre el pueblo llano. 




     Es curioso, por ejemplo, cómo aunque se impusiera el cristianismo (en la mayor parte impulsado por sus reyes), la gente común de Escandinavia atribuía a las figuras cristianas facultades y cualidades paganas. Por ejemplo, en la novela La bendición de la tierra de Knut Hamsun, escrita y situada a principios del siglo XX, los campesinos noruegos creen que "Dios recorre de noche los caminos y observa lo que la gente hace". Exactamente lo mismo que se contaba de Odín en la era vikinga (recordad aquel capítulo de la serie Vikings), ya fuese andando o volando sobre su caballo Sleipnir



¿Recordáis el post sobre los orígenes de Papá Noel que publiqué en MOP?


   Y lo mismo podríamos decir de la Virgen María, a quien las jóvenes noruegas imaginaban como una doncella rubia a la que rezar para encontrar marido: exactamente igual que Freya, la diosa vikinga del amor. Esta tendencia continuó durante siglos. 





Tema amplísimo, como se puede ver. Mis agradecimientos de nuevo a Playmoblogger por su apoyo.

El rey cumple 50 años



¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS, MAJESTAD!!


lunes, 29 de enero de 2018

Los bárbaros cruzan el Rin

    Año 406. Los bárbaros cruzan el río Renus (Rin), frontera septentrional del imperio romano de Occidente. La crisis les beneficia y bastante ¿A dónde se dirigirán ahora estos suevos, vándalos y alanos?





Barbarroja: integral nº 7

Terminado ya el 7º integral de Barbarroja, paso a comentarlo.

He disfrutado un montón con los dibujos de Pellerin. A la espera del tomo 10 del Gavilán viene muy bien. Se nota que se inspiró mucho en el estilo de Giraud y precisamente por eso Charlier contó con él. 






Este giro realista frente a los estilos de Hubinon, Jijé y Gaty aportó mucho a la serie, y es una lástima que Pellerin no continuase. Por suerte, esto provocó que iniciase las aventuras del Gavilán, así que no hay mal que por bien no venga. Y este giro realista trajo también situaciones y escenas nunca vistas antes en la saga de Barbarroja. Por ejemplo, una escena de sexo: la violación del terrateniente de Jamaica a la esclava negra, inédito en una saga que en principio iba dirigida a un público juvenil. Imagino que aquellos chavales que la leyesen no saldrían muy traumatizados...  Otro ejemplo son los cuerpos de los soldados que salen despedidos con brazos y piernas por los aires en la explosión de las minas. Charlier iba atreviéndose con estas cosas. Si recordamos, en Blueberry, concretamente en Angel Face, un viejo sale acostado en una cama con una chica de "vida alegre". Más tarde hizo Arizona Love, más explícito. Este integral tenía, en resumen, un aire nuevo que no se quiso seguir explotando. Lástima.



Pellerin es un maestro sin más palabras. No hay ni un error, ni una figura mal dibujada. Como siempre. Todo lo que dibuja es simplemente alucinante. Tiene un don, sin duda. Como en el Gavilán, muestra un talento increíble, además de la abundante documentación que utiliza. Una maravilla.

viernes, 26 de enero de 2018

Castro celtíbero

  La cultura de los castros se desarrolló en la Hispania celtíbera, por las actuales Soria, Guadalajara, La Rioja, Burgos, Zaragoza y Teruel.
    Esta cultura fue desarrollada especialmente por la tribu celtíbera de los pelendones. Estos castros se situaban sobre colinas o montículos, protegidos por empalizadas, muros de piedra y aprovechamiento del rocaje natural. Variaban de tamaño según las zonas y la importancia del asentamiento:



Este castro está siendo atacado por los romanos. Los celtíberos lo defienden con todas las armas a su alcance:









Playmoexclusivos: Marten y Oopjen Soolmans, de Rembrandt

   El sábado pasado, nuestro colega Uricann me informaba sobre un nuevo Playmoexclusivo: los retratos del matrimonio formado por Marten y Oopjen Soolmans del pintor holandés Rembrandt van Rijn. Se trata del tercer Playmoexclusivo que lanza el Rijksmuseum de Amsterdam tras La lechera de Vermeer y La ronda nocturna, también de Rembrandt.


 Se trata de dos retratos pintados por Rembrandt en 1634. Permanecieron en manos privadas hasta que en 2016 el Rijksmuseum y el Museo del Louvre de París decidieron comprarlos de forma conjunta. El precio: 160 millones de euros. El acuerdo establecido entre los dos museos fijaba que ambos cuadros debían ser expuestos juntos y que se alternarán entre los dos museos. Como si fueran hijos de padres divorciados, habrá que imaginarse a los cuadros viajando de Holanda a Francia cada x tiempo...


   El comerciante holandés Marten Soolmans encargó su retrato y el de su esposa a Rembrandt de cuerpo entero, con el fin de igualar a la nobleza de la época, a la que, a pesar de su gran fortuna, no pertenecían. El genial pintor barroco los plasmó para la posteridad en dos magníficos retratos que están a la altura de sus mejores obras. Ambos personajes son una muestra del poder que adquirió la burguesía en Holanda en aquella edad de oro que vivieron en el siglo XVII gracias al comercio con América y Asia por sus compañías de Indias. Los Soolmans, concretamente, poseían una enorme fortuna. Tenían negocios en el comercio de azúcar, el oro blanco del siglo XVII holandés, y también en la pólvora. 


  Agradezco de nuevo a Uricann esta buena noticia. Estas figuras me hacen especial ilusión por varias razones. En primer lugar, para poder ampliar la temática de mosqueteros-siglo XVII-capa y espada. Ambas figuras no solo son fieles a los retratos originales, sino que encajan perfectamente en aquella época. Como decía Uricann, la figura de Oopjen Soolmans puede servir perfectamente para Justine de Winter con ese torso negro:


 En segundo lugar, por el cariño que tengo a Holanda y el contacto que mantengo con ella. En tercer lugar, porque la primera lección que di como profe fue precisamente la economía del siglo XVII, concretamente la compañía de las Indias holandesa y el siglo de oro holandés. Y en cuarto lugar, porque esta caja de Playmoexclusivos demuestra que el Rijksmuseum continúa en su colaboración con Playmobil ofreciéndonos magníficas referencias que ayudan a divulgar tanto el arte como el coleccionismo de Playmobil. Que esta iniciativa continúe por mucho tiempo igual que en otros organismos.








martes, 23 de enero de 2018

Napoleón con su estado mayor

     Napoleón ha reunido a su estado mayor para la batalla de Austerlitz (1805), en la que el emperador espera derrotar a la coalición austro-rusa.


      Junto a sus mariscales, Napoleón planea la estrategia de ataque. El emperador espera debilitar los flancos central y derecho de los aliados. El ejército que logre tomar la colina se proclamará vencedor.


     Bonaparte es optimista. Ha vencido en Marengo y en Ulm y espera ganar ahora a las tropas de Francisco I de Austria y Alejandro I de Rusia.





lunes, 22 de enero de 2018

Con los reyes de la carretera...

  Este anuncio de Playmobil es uno de aquellos que, como ya comenté, se quedaba en la retina. Nunca he sido aficionado al tema de coches, camiones y carretera en general, pero me gustaba mucho este anuncio:

https://www.youtube.com/watch?v=5PrSwLAgxLw

"Ven a rodar con el American Truck"



  Yo entendía "con el American Radium de Playmobil", qué cosas. La verdad es que el anuncio, hacia 1997-1998 calculo yo, estaba muy logrado y evocaba muy bien ese espíritu de la carretera americana, con sus enormes camiones que nos llevaban a la ruta 66, a El diablo sobre ruedas y a tantos otros ¡Si hasta salía uno de los Ángeles del Infierno!



  En el anuncio se pueden reconocer multitud de referencias, destacando sobre todo la casa del lago (3826), de la que tantas veces hemos hablado (¡Qué pasada!). Así, Playmobil nos llevaba del mundo de la carretera al campo americano; del sur al norte. A aquellos bosques de Wyoming, Montana, Wisconsin... De pesca, barbacoa, a ver osos, águilas de cabeza blanca... 


Todo al ritmo de la canción del anuncio, de estilo country, y que también recuerda a Revólver.
  Oh, yeah! This is America, son!





Guerra y paz: nuevo triunfo de la BBC

  Tenía miedo de que Guerra y paz, la nueva adaptación de la BBC de la novela de Leon Tolstoi, fuese peor que la película de King Vidor (1956), pero ha superado a esta con creces. 


     En primer lugar, al tratarse de una serie permite abarcar mucho más que la película. Personajes como el zar Alejandro I, ausente en la adaptación de Vidor, aparecen en esta cuidada serie. La calidad tanto de la recreación de la Rusia de principios del siglo XIX, en plena invasión napoleónica, y la interpretación de su galería de actores, hace de esta serie un nuevo triunfo para la cadena británica. Sobresaliente.
    Guerra y paz nos presenta a la aristocracia de la Rusia imperial en los turbulentos tiempos de la Europa napoleónica. No es solo la mejor adaptación de la obra de Tolstoi, sino que es una de las mejores producciones que han recreado las guerras napoleónicas. Como ya comenté en otra entrada, la campaña de Rusia de 1812 es uno de los escenarios bélicos que más me gustan. Y en la serie está recreado con todo detalle. Las cargas de la caballería rusa, la infantería francesa; todos se enfrentan con un realismo nunca visto en producciones sobre este tema. Los soldados salen volando ante los impactos de los cañones. La sangre cubre los cuerpos de los vencidos. No hay sitio para idealismos hollywoodienses de los años 50. La guerra es la guerra. La paz solo llega al final.
    Guerra y paz es mucho más que los amores de Andrei y Natacha, los problemas de Pierre. Es un mundo que tocaría a su fin años después. Es un viaje a la Rusia que temía la invasión de Napoleón. Son los sueños e ilusiones de aquellas gentes que vivieron con la mirada puesta en Europa y en sus propias tradiciones. Guerra y paz es un logro bienvenido.


domingo, 21 de enero de 2018

Calle de Bristol siglo XVIII

  Esta entrada debería figurar en mi sección Aquellas aventuras en mares azules, pero he decidido ponerla aparte. Hacía tiempo que quería recrear la ciudad inglesa de Bristol tal cual se recrea en la película La isla del tesoro (1950), que como ya indiqué es para mí la mejor de las versiones que se han hecho de la obra maestra de Robert L. Stevenson.



 Durante años mi imagen de un puerto del siglo XVIII con piratas, casacas rojas, comerciantes y paisanos fue aquel decorado magistral que recreaba el Bristol de aquella época, lugar donde se encuentra El Catalejola taberna de John Silver el Largo y desde donde parten los protagonistas en el barco Hispaniola en busca de la isla que esconde el tesoro del capitán Flint.




  Esta imagen vino acompañada durante años del anuncio que sacó Playmobil a principios de los 90 en el que aparecía un puerto con barcos con casas de steck que era una pasada. Lo he intentado buscar por internet, pero no está. Hay uno en YouTube de aquella época, pero no es el que digo. Todo ello forma parte, como digo, de aquellas aventuras en mares azules... La isla del tesoro es, insisto, la mejor película sobre la novela de Stevenson, pero además es para mí la mejor película sobre piratas y la tercera mejor película sobre navegación a vela en el siglo XVIII (la primera es Master and Commander y la segunda Motín a bordo, la de Mel Gibson).
   Con Playmobil acudo una vez más a las piezas de steck. Para que no se parezca tanto a una calle medieval o al París de los mosqueteros, para los que, recordemos, usaríamos las mismas piezas, el secreto está en cómo disponerlas y en las figuras elegidas:


  La población civil de clase media-baja es la que menos se distingue respecto al siglo anterior, como se puede observar. Concretamente la vestimenta de las mujeres es prácticamente la misma. Los cambios se perciben sobre todo en las clases altas y en los militares. 

















viernes, 19 de enero de 2018

Buddy Longway

Hacía tiempo que quería representar a Buddy Longway, el trampero protagonista de una serie de cómic que comenté con Neperiano hace mucho. Quería conseguir el cuerpo del indio de la serie 11 para ello y al fin lo he conseguido.
     Buddy Longway es un trampero que vive en las Montañas Rocosas en un período temprano del oeste americano, antes de la Guerra de Secesión. Vive en una cabaña en compañía de su esposa Chinook, una india sioux, y sus hijos Jeremy y Kathleen. Sus aventuras giran en torno a las presas que caza, bandidos, indios rebeldes, forasteros inquietantes...




La serie está escrita y dibujada por Derib, un dibujante suizo que trabajó a las órdenes de Peyo en Los pitufos. En Buddy Longway, Derib muestra su amor por la naturaleza, los caballos y las historias de tramperos de Norteamérica. No se puede negar la inspiración, que él mismo reconoció, en Jeremiah Johnson.


Me encanta el detallismo de los dibujos de Derib, sus impresionantes viñetas mostrando la cabaña de Buddy y su familia, los grandes valles de las Rocosas, los ríos y los campamentos indios. La serie es un canto a la vida en la naturaleza, salvaje, pero extraordinaria.


 La serie está publicada en España por la editorial Ponent Mon. Se compone de cinco integrales que contienen todos los álbumes.
   A continuación, mi recreación con Playmobil:






Buddy con su caballo: Mar de Luna.



Junto a su esposa, Chinook.






Sobres serie 13: chicas


El panorama de las chicas no se presenta tan bien en esta serie 13. Exceptuando a la primera y la antepenúltima de esta lista, no saco partido a estas piezas.





Chicas

Princesa/dama: válida para los mosqueteros, siglo XVIII y XIX. Ya tenemos a la emperatriz Sissí sin tener que comprar el Playmoexclusivo. La verdad es que me recuerda bastante a la Bella.

Esquiadora: una más de deportes. Solo el gorro me interesaría.

Animadora negra: ¿la novia del repartidor de periódicos? Habrá que mirar su taquilla ¿Se la regalamos a Donald Trump?

Hada: más de lo mismo...

Veterinaria con ciervo: veterinaria, la profesión favorita de las niñas hasta que suspenden biología o tocan una rata.

Bombera: opción para las niñas que quieren ser veterinarias hasta que suspenden biología o tocan una rata (que ni las veterinarias ni las bomberas se ofendan, bromeo todo el rato, como se ve).

Científica: así la promocionan, pero si es una científica debe ser Marie Curie recibiendo el Premio Nobel en traje de Halloween...

Pin-Up: así la promocionan, pero vamos, simplemente una chica de los años 50 tipo Grease a punto de cantar Tell me more con Sandy y las Pink Ladies.

Bailaora de flamenco: la segunda que saca Playmobil desde la serie 3. Simpática como la otra.

Vaquera: quitando la faldita, encaja bien como mujer-espadachín para Justine de Winter. El torso vendría bien también para las camareras bávaras-tirolesas-suizas de la temática de los Alpes.

Esclava egipcia: por llamarla de alguna manera, porque es la Cleopatra de la 5394 con un top, pelo marrón y piel blanca.

Chapuzas-bricolaje: lo que ya sacaron pero en chica.