domingo, 27 de mayo de 2018

Aventuras en la India colonial III


  Volvemos a la India de la era victoriana. En este caso nos encontramos ante un oficial británico y dos hindúes. El oficial parece interesado en el bebé elefante que le muestra el capataz hindú.










La heráldica de Playmobil IX

  Cuando éramos pequeños, en preescolar, era costumbre llevar algún juguete al colegio, a veces para impresionar a los amigos o simplemente para jugar con él en el recreo. Yo llevé pocos, pues el último que llevé, un esquimal, lo perdí, así que mis Playmobil no volvieron a asomar por el cole.
   Un amigo mío trajo un día un caballero que no he vuelto a ver nunca, ni en los mercadillos de coleccionistas. Me refiero al de la 3906:




   En el archivo digital de la web alemana de Playmobil no aparece, por lo que es muy posible que como en el caso del águila bicéfala  se fabricase solo para España (cosa que no podemos probar ni en un caso ni en otro). Es muy posible, pues los colores parecen mezcla de los dos caballeros de la 3265.
   El escudo de este caballero casi inencontrable es el primer león que sacó Playmobil como emblema heráldico (creo). Y ese mismo animal ha sido, como hemos comentado varias veces, el más repetido en la heráldica de Playmobil. 
   Se trata de un león rampante de oro sobre campo de azur a la banda de plata. Para ser el primer león heráldico de Playmobil me parece un escudo precioso, muy medievalista y muy lejano de los leones cada vez más feos que va sacando Playmobil.
   El león es uno de los motivos heráldicos más abundantes de Europa. Es símbolo de realeza, nobleza, valor. Emblema principal de Inglaterra, Bélgica y Noruega, entre otros, el león es tradicionalmente visto como el rey de los animales. Así aparece, por ejemplo, en el siglo XII en el Roman de Renard, mucho antes de El rey león.
   El león rampante dorado aparece, por ejemplo, en el escudo del ducado de Brabante:








La 13ª es nuestra

 
  Amanecía rojigualdo en Logroño con el desfile de las fuerzas armadas, un año más, presidido por el rey Don Felipe. Pero la verdadera ceremonia era la que iba a tener lugar esa noche. La final de la Copa de Europa, una de las más reñidas, iba a enfrentar al Real Madrid y al Liverpool.
   Mucho optimismo y mucho pesimismo se concentraban en el estadio de Kiev. Allí, donde los vikingos fundaron el primer principado ruso, se iba a acoger a otros "vikingos". Solo había un temor para los blancos: Salah. Ya arrancada la primera parte llegó lo inesperado: el temido Salah sufría una lesión y abandonaba el campo. Un respiro recorrió las gradas, pero de pronto, otro impacto: esta vez era Carvajal el lesionado. De pronto parecía llegar el ansiado gol que daría el respiro al Madrid, pero fue anulado por fuera de juego. Navas, por su parte, acudía de nuevo como salvador de última hora. El primer tiempo terminaba con más nervios que otra cosa.


  Terminado el descanso, llegaba la sorpresa. Al ir a lanzar Karius el balón, Benzemá desvió la trayectoria y marcó el primer gol de la noche. La euforia creció. Nadie se podía imaginar un movimiento tan rápido. Los fieros paisanos de los Beatles se quedaron pasmados. Pero la euforia madridista duró poco: cuatro minutos después, Mané marcaba el primer gol del Liverpool. La euforia era roja ahora. Se sucedieron las faltas, los tiros largos y, de pronto, Bale marcaba el segundo gol con una espectacular chilena.



   El galés acababa de reivindicarse tras una larga temporada en el banquillo. Un gol de los que hacen historia. La euforia blanca estallaba. Cristiano, por su parte, seguía nervioso por no haber marcado ningún gol. Roto el empate, los nervios se dibujaban entre los jugadores y espectadores del Liverpool. Y poco después, Bale marcaba otro golazo. Un golazo que ni Karius pareció ver, pues el balón rodó de forma mágica de entre sus dedos Un 3-1 en el minuto 82 echaba finalmente por los suelos la moral de los Reds
  La moral de Cristiano tampoco parecía estar muy entera. Su último intento de gol fracasó por culpa de un espontáneo, de cuyos progenitores estará acordándose el portugués durante bastante tiempo...
 ¡Y el árbitro pitó el final del partido! ¡La 13ª Copa de Europa es nuestra!



  Sergio Ramos levantaba la copa por tercera vez consecutiva ¡Trece ya! Los vikingos pesimistas no se creyeron la del año pasado, no se creyeron esta, pero ya vale de pesimismo. Su majestad el rey emérito Don Juan Carlos, desde el palco, daba suerte un año más.
   La euforia blanca se desataba en la capital de Ucrania. Mientras los familiares saltaban al campo, llegaron los periodistas micrófono en mano. Y con ellos llegó la sombra que empañaría la victoria. Cristiano, claramente desanimado, declaraba que "estaba muy contento de HABER JUGADO en el Madrid" y que "HABLARÍA en los próximos días". Esto daba alas a los buitres, que no hicieron sino extender esta jugosa "presa". Y Bale soltaba lo suyo: "Tengo que sentarme con mi agente y ver qué hago" ¿Es este el fin de la BBC? 
  Hoy, ante la Cibeles, bañados por la acogida blanca, todos intentaremos olvidar rumores aguafiestas ¡La 13ª es nuestra!

viernes, 25 de mayo de 2018

La odisea de un barco de Playmobil



   Yo tampoco me lo creía cuando lo leí, pero es cierto: un barco de Playmobil cruza el océano Atlántico. Los hermanos Oliver y Harry Ferguson, dos niños escoceses, han sido los organizadores de esta pequeña gran hazaña.



 Tras diversas pruebas añadiendo poliestireno al casco, un sistema GPS y algún que otro apaño, los niños fletaron el barco, bautizado como Adventure, en la costa de Mauritania. Desde entonces, han estado siguiendo la pista al barco, que ha continuado navegando como si de la Santa María o la Niña se tratase. 



   En abril, el Adventure alcanzó las costas de Guyana. Con este viaje, el barco pirata de Playmobil (de acuerdo con las fotos se trata del modelo 5135) ha ido más lejos de lo que jamás imaginaron sus diseñadores alemanes: ha repetido la hazaña de Colón. Lo mejor de todo es que solo un año antes, el Adventure había navegado ya desde Escocia a Dinamarca, y de allí a Suecia y Noruega. Fue un barco noruego, el Christian Radich, el que lo recogió y acordó con sus dueños fletarlo en Mauritania para realizar el viaje trans-atlántico.



  La hazaña del Adventure es una muestra más del espíritu aventurero británico, que sigue en activo para hacer posible la frase: We did it! El mismo espíritu que empujó a James Cook, David Livingstone, Robert Scott o Ernest Shackleton.
     God save the Queen and God save the Adventure!


miércoles, 23 de mayo de 2018

Un proyecto en el cajón

  En 2011 un colega de la facultad (coleccionista también) y yo presentamos un trabajo para la asignatura de Historia de América sobre la Guerra de Secesión Americana. Todo el trabajo consistía en una presentación con imágenes de Playmobil reviviendo aquella guerra. Para ello, montamos los escenarios con nuestros respectivos nordistas y sudistas en un espacio natural (una finca) que dio muy buenos resultados. De música de fondo, himnos de ambos bandos.
   La presentación fue un éxito, todos nos felicitaron. Nadie esperaba emplear Playmobil en la universidad (ni nosotros mismos al principio). La profesora nos dijo que le había encantado y nos animó a hacer otra presentación con Playmobil dedicada a la primera vuelta al mundo de Magallanes y Elcano.



   La idea nos gustó mucho. Pero era ya mayo, los exámenes se acercaban y entre unas cosas y otras, buscar piezas adecuadas (y sobre todo barcos y el espacio adecuado) y tiempo justito, el proyecto quedó paralizado. Yo lo sentí especialmente por nuestra profesora y por el proyecto en sí.
  Años después recuerdo este proyecto fallido (por fuerza mayor) con motivo del aniversario de la primera vuelta al mundo que se celebrará el año que viene.



  No sé si los fastos igualarán a los de la Expo de Sevilla de 1992 del V centenario del descubrimiento de América, pero desde luego la ministra de defensa aseguró que está previsto festejar el aniversario de aquella hazaña en la que, por primera vez, unos navegantes sin apenas mapas consiguieron circunnavegar el globo, aunque no fuese ese el objetivo del viaje.
  Por internet compruebo que ha habido ya exposiciones de Playmobil dedicadas a este tema, como la del Pabellón de la Navegación de Sevilla en 2014:








martes, 22 de mayo de 2018

Club Megatrix

  A mediados de los 90, en aquellos años de uniforme del cole, Médico de familia y el Gran Prix, llegó el Club Megatrix.


Llegamos a confundirlo con el logo de Crónicas Marcianas


     El programa surgió como un intento por parte de Antena 3 de hacer la competencia a Club Disney. Como otros programas infantiles, actuaba como contenedor de series poniendo las "aventuras" y "desventuras" de sus presentadores entremedias. Al principio de su etapa estos presentadores eran Ingrid Asensio (la hija del presi del grupo empresarial de Antena 3 y más tarde nuera del presi del Real Madrid, todo queda en familia...), que, siguiendo la "fórmula" de la Julia de Verano azul, era "la mayor entre niños". Los niños eran David y Jorge (que se supone que tenía que caernos bien). Se supone que los niños eran sus hermanos pequeños, pero parecía más bien su madre.



Ingrid Asensio (versión buena de Leticia Sabater) o una de las razones de peso para ver el Club Megatrix


   Las series fueron muchas a lo largo de su larga vida: Punky Brewster, Chicho Terremoto, El príncipe de Bel-Air, Batman, etc.
  La cosa del Club Megatrix era que, además de ser un programa era también precisamente eso: un club. Y es que en los 90 todo el mundo tenía que tener o ser de un club. Todavía recuerdo las páginas finales de El Pequeño País (tendrá su entrada próximamente), donde miles de niños españoles anunciaban que habían formado su propio club. La publicidad nos hacía caer (obligaba más bien) en muchas cosas, pero nunca fui socio de este club (ni de ningún otro), que se supone que te regalaban camisetas y te felicitaban por tu cumpleaños:


¡Pero más de 400000 chavales sí lo fueron!

   
   Como de por medio estaba La Caixa, te animaban a que te abrieras la Megalibreta y además te regalaban un casette con la insufrible canción Feliz cumpleaños feliz. Creo que debe seguir en casa de mis abuelos...
      El programa seguía el formato de sus homólogos americanos, incluyendo la temporada de verano en el Aquopolis y los especiales navideños. 
      A finales de la década se incorporó Ana Chávarri, a la que todos habíamos visto como co-presentadora del Vip Guay junto a Emilio Aragón. El programa se fue haciendo eco de la moda musical, electrónica y textil del momento.  Por el plató desfilaron montones de cantantes y grupos.


Ahora nos parecerá cutre, sí, pero todos lo veíamos...


   A las puertas del 2000 intentaron captar cada vez más al público adolescente emitiendo más series de "actores de carne y hueso" (nos gusta la expresioncita ¿eh?) como Malcolm (antes de ser conocida como "la serie donde salía el de Breaking Bad") o Pesadillas (que daba de todo menos miedo). En aquel tiempo llegó también Alicia Beisner, la que fue la novia de Chechu de Médico de familia:


Alicia Beisner: yo siempre quise que estuviese en mi clase...


 Ya entrados en el siglo XXI, se fueron dando cuenta de que si el programa seguía siendo visto era por las series que emitían. Así que poco a poco fueron prescindiendo de presentadores cada vez más efímeros y de "consejos" ecologistas para niños que pasaban de reciclar, para mantener solamente las series.
  Aunque siempre me gustó más el Club Disney, el Club Megatrix estará siempre entre aquellos recuerdos de mi infancia, en aquellos años en los que no había más preocupaciones que cómo pasárselo bien.








La huella nórdica de Tolkien VI

  Y llegamos a Eowyn, uno de mis personajes favoritos de la saga junto a Sam, Gandalf y Gimli.


  Eowyn, sobrina del rey Theoden de Rohan y hermana de Eomer, sucesor de éste, es uno de los pocos personajes femeninos de El señor de los anillos. Es descrita como una valiente mujer guerrera, que demuestra su dominio de la espada, aunque su tío no desee que luche en la batalla. Su combate contra el Rey Brujo de los Nazguls resultará decisivo en la guerra del anillo:


  Eowyn es otro de los elementos más nórdicos de la saga. Encarna la figura de las valkirias, las famosas doncellas guerreras que guiaban a los muertos en combate al Valhala: el hogar de los héroes. La valkiria más famosa es Brunilda o Brynhildr, decisiva en la Saga Volsunga junto a Sigurd.


  Las valquirias son uno de los personajes que más llamaron la atención de los románticos alemanes en su deseo de recuperar el pasado legendario. En las óperas de Richard Wagner, basadas en estas sagas, poseen también un papel esencial.
  Eowyn posee todas las características de las valquirias: bella, rubia, guerrera, valiente...


  Las últimas investigaciones han revelado que las valquirias serían la proyección mítica de los vikingos a partir de una realidad: la de que existían mujeres guerreras. Varios investigadores afirman que algunos esqueletos de mujeres encontrados en Escandinavia corresponden en realidad a mujeres, por lo que ver a una doncella combatiendo en primera línea no sería un invento de los guionistas de la serie Vikingos...




domingo, 20 de mayo de 2018

Playmoexclusivos: Levi Strauss


    Este Playmoexclusivo está dedicado a Levi Strauss, el alemán que inventó los pantalones vaqueros:



   Este empresario judío emigró a EEUU a mediados del siglo XIX y allí instaló su fábrica textil que llegaron a proporcionarle una de las mayores fortunas del país.




  Playmobil continúa con esta caja, recién lanzada en este mes de mayo, con la extensa galería de figuras de la historia de Alemania, tras haber sacado a Enrique el León, Lutero, Durero, Götz von Berlichingen, Federico II el Grande, Goethe, etc.
  En este caso, se han centrado en reproducir al personaje (que vale perfectamente para hacer de Abraham Lincoln 😊) con su chistera y levita sosteniendo un documento donde aparece una ilustración decimonónica de los primeros vaqueros, fabricados para mineros. Al fondo, la casa familiar en Buttenheim (Baviera). 
   A la espera del próximo Playmoexclusivo.


sábado, 19 de mayo de 2018

Los girasoles






¡COMO VUELVA A PILLAR A ESE HOLANDÉS ROBÁNDOME MIS GIRASOLES LE CORTO UNA OREJA!




viernes, 18 de mayo de 2018

La heráldica de Playmobil VIII

  Esta entrega de heráldica de Playmobil está dedicada a una de mis cajas favoritas: la 3329.



Ya he hablado muchas veces de ella. Fue el primer caballero con armadura compleja y, tal como he indicado en otras entradas, la más realista en cuanto a la representación de las armaduras de los caballeros germánicos de los siglos XV-XVI.





 El blasón de esta referencia reproduce precisamente ese yelmo germánico tan característico y que hoy no podríamos ver sin decir "¡Pero si es el de Playmobil!". El escudero del caballero sujeta el estandarte en el que aparece este emblema de frente (menos habitual que de perfil) sobre un campo tajado de oro y gules. Es una lástima que este blasón apareciese solo como estandarte y no como escudo. Por cierto, que esta fue la primera referencia donde apareció el escudo circular simple que ha venido apareciendo en multitud de cajas medievales. Podríamos llamarlo rodela, aunque encaja tanto en ambientaciones de la alta edad media como de la baja.
  No conservo, por desgracia, la caja de esta referencia. Por aquel entonces era rara la caja que guardase, cosa de la que se ocupaban, como la mayoría de los niños de España, mis padres. La parte de atrás, con el mini-diorama que Playmobil nos ofrecía en aquellos 80-90, aparecían el caballero y sus escuderos desfilando ante una muralla y aclamados por un gentío.







 Un buen día, en 1994, Playmobil decidió que estos tenían que ser los malos de su nueva serie medieval. Y así, el ilustre caballero morado pasó a ser el malvado caballero del dragón dorado (3669).
  Pero para mí este caballero será siempre "el caballero morado", el caballero por excelencia en aquellos primeros 90. Cuando veía El cuentacuentos en el episodio de El gigante sin corazón y aparecían unos caballeros idénticos (muy parecidos a los grabados de Durero, todo está conectado... ) al caballero morado ¡cómo no disfrutar en miles de aventuras!














lunes, 14 de mayo de 2018

En marcha hacia Tierra Santa

  En el puerto de Génova hay una enorme actividad. Las tropas francesas disponen los últimos preparativos para partir hacia Tierra Santa:


 Génova será junto a Pisa, Amalfi y Messina uno de los puertos italianos que más se beneficiará del transporte de los cruzados a Palestina. Las Cruzadas no solo han supuesto batallas y pérdida de vidas, sino que también han traído a Occidente muchos productos de Oriente.



 A Génova han acudido caballeros y nobles de todos los puntos de Francia y Flandes. Allí están también templarios y hospitalarios:


 Los templarios tienen diferentes propósitos en Tierra Santa. Aunque desde que cayó Jerusalén en manos de Saladino, velan más por sus encomiendas en Occidente, el rey Felipe II Augusto confía plenamente en ellos. Los hospitalarios, por su parte, intentan velar por los hospitales que su orden mantiene en Siria y Palestina.


  Los marinos genoveses les han cobrado un gran precio a los cruzados, pero ¿qué quieren? Es la ley de la oferta y la demanda.




El conde Gontrand se reúne en el puerto con su señor el duque de Borgoña:





  Poco después llega el rey Felipe en persona con su séquito. El rey Ricardo de Inglaterra partirá desde Marsella. El emperador Federico Barbarroja ya ha partido por tierra a través de Hungría.


  El duque, sus vasallos y el resto de señores y caballeros franceses saludan a su rey:



    El plan es viajar primero a Sicilia y reunirse allí con el rey Ricardo. Una vez reunidos los ejércitos francés e inglés, partirán juntos hacia Tierra Santa.






Adiós a Antonio Mercero

  No quería que se me pasara el recordar a Antonio Mercero, fallecido el pasado sábado. Con la muerte del gran director se nos va uno de los mejores realizadores de este país, con un talento y calidad insuperables, especialmente para el ámbito familiar e infantil.



  Y es que el cine o las series de tema familiar han sido poco tratados en España. Mercero supo rellenar ese hueco y trabajar con los chavales como nadie ha conseguido nunca. Su Verano azul sigue siendo todavía hoy la serie española más recordada por el público más amplio.


 Y para aquellos a los que Verano azul nos pilló demasiado pronto y solo pudimos verla en reposiciones (o a través del grito imperecedero e inter-generacional de "¡Chanquete ha muerto!"), Mercero nos regaló Farmacia de guardia.


  En aquellos primeros 90, cuando todos jugábamos con nuestro barco pirata y nuestra isla de Playmobil, cuando lo único importante era jugar en el recreo y merendar un bocadillo de Nocilla, no había jueves que no nos sentásemos toda la familia con ilusión ante el televisor para ver Farmacia de guardia. Era escuchar el "Pamparampampampampampampá" de la intro y dibujársenos una sonrisa a padres, hijos y abuelos.
   Por la farmacia de Lourdes desfiló media España entre los famosos clientes que la visitaban cada día. Los más pequeños nos identificábamos con las trastadas de Guille y sus amigos. La trastienda, donde los Segura pasaban más tiempo que en su casa, se convirtió en la casa de todos los españoles.


 No había jueves que no aparecieran Romerales y Mª de la Encarnación para demostrar una vez más que no sabía abrir la puerta. Y tantos personajes, incluida Fani, la niña adoptada, que fueron caras imprescindibles de la televisión nacional. Cada vez que iba a la farmacia de al lado del cole casi me extrañaba no ver a Lourdes y a Reyes en el mostrador despachando ¡Y cómo olvidar los especiales navideños cada diciembre!
  Por todo esto, mi eterno agradecimiento a Mercero por alegrar una buena parte de mi infancia ¡Hasta siempre, maestro!