lunes, 30 de abril de 2018

El estudio de Rubens (con Playmobil)


  Peter Paul Rubens fue uno de los grandes pintores del barroco, el más cotizado de su época y uno de los pocos artistas que fue millonario en vida. Llegó a acumular una de las fortunas más grandes de Europa y gozó de una vida tranquila en su residencia-estudio de Amberes, además de cumplir funciones diplomáticas para distintos monarcas europeos. Hoy sigue siendo una de las figuras más importantes y veneradas en Bélgica:


  Aunque fue denostado por algunos artistas en siglos posteriores, por sus escenas forzadas y repetitivas, Rubens sigue siendo reconocido por su dominio de la anatomía, la luz y el color, que marcaron un antes y un después en la pintura occidental.
   Rubens desarrolló toda una empresa, casi al estilo de Walt Disney. En su estudio, el pintor flamenco diseñaba en bocetos lo que quería que sus discípulos y ayudantes trabajasen luego sobre el lienzo. Rubens retocaba más tarde las caras y otros detalles y firmaba la obra. Así, salieron de su taller miles de encargos que eran solicitados desde varios puntos de Europa:



  En su estudio, Rubens (con sombrero negro) le muestra a un cliente el boceto del cuadro que le ha encargado: un retrato de su esposa. Una criada se encarga de vaciar un cubo de agua y disolventes usados:


   En el estudio de Rubens trabajan algunos jóvenes flamencos que se convertirán también en artistas famosos, como Anton Van Dyck y Jakob Jordaens:




  Este ayudante se encarga de mezclar los aceites, aglutinantes y pigmentos en una mesa de trabajo:



 Ante un caballete, Van Dyck ultima, a petición del maestro, el cuadro de la Adoración de los Magos. Un representante del ayuntamiento de Amberes, la institución que ha encargado el cuadro, admira la obra casi acabada:





  Al fondo, una estantería con enseres para el trabajo en el estudio. Sobre la mesa, un cuenco con fruta para practicar la naturaleza muerta. Rubens insiste mucho en que sus alumnos y ayudantes trabajen con modelos reales. Me gusta mucho el efecto de la ventana de vidrio, lástima que solo tengo una:



   También sobre la mesa están los bocetos del artista, pendientes de que se trabaje a partir de ellos para futuras composiciones:


   Dos discípulos trabajan a partir del boceto que les ha entregado Rubens para componer El juicio de Paris, un encargo del rey Felipe IV de España:












Spirou y Fantasio: integral nº 2 de Franquin

Bueno, pues paso a comentar el integral nº 2.
Como en los anteriores, muy buenos los extras, aunque los de este integral se me han hecho más cortos. Me ha gustado especialmente Hay un brujo en Champignac, donde aparecen por primera vez todos los personajes de este entrañable pueblo: el conde, el alcalde, Duplumier... 



Curioso el paralelismo entre este álbum y Las joyas de la Castafiore, aunque éste fuese publicado diez años después. En los extras también señalan ese parecido, especialmente con el tema de los gitanos.





También el ambiente de no saber qué pasa en el pueblo recuerda al de El asunto Tornasol, cuando estallan los cristales al principio.
Otros momentos que me recuerdan a Tintín son, por ejemplo, la aventura en Palombia. Como ya dije en otro hilo de Spirou, siempre que van a ese país me recuerda a La oreja rota y sin duda Franquin tuvo que tenerlo en mente. El estallido de la revolución de pronto, los sombreros y ponchos, todo está ahí... También el personaje del taxista que lleva a Spirou y Fantasio al hotel recuerda mucho al policía aburrido de El Callao en El templo del sol.
Zantafio se vuelve bueno al final de Spirou y los herederos ¿por qué se le ocurrió eso a Franquin y convertirlo luego en un gran villano?



Los tres álbumes que componen el integral me parecen geniales con un dibujo admirable que anuncia ya la mejor época de Franquin. La maestría de su trazo no deja de sorprenderme. He disfrutado una vez más. A la espera del siguiente integral.

jueves, 26 de abril de 2018

La bendición del abad

   El señor del castillo ha respondido a la llamada de su señor el duque de Borgoña. Acudirá a la Cruzada y dejará el gobierno del feudo en manos de su esposa. Ultima los preparativos y prepara su armamento. En la capilla del castillo, el abad de Fontenay celebra una misa a petición del conde:



  El abad viste la casulla para celebrar. Un monje le asiste en la eucaristía y sostiene su báculo abacial. El abad ha accedido a la petición del conde, pues éste y sus predecesores han sido grandes benefactores de la abadía.


 El conde, con su cota de malla y su espada, recibe la bendición del abad, tras haber recibido éste su confesión. El señor del castillo prefiere dar algo de paz a su espíritu antes de enfrentarse a los peligros de la expedición a Tierra Santa.






miércoles, 25 de abril de 2018

La huella nórdica en Tolkien III

   Retomo lo de las fuentes de Tolkien y retomo además lo de los enanos. La lengua de los enanos aparece escrita en caracteres rúnicos. 




El carácter mágico que los propios vikingos atribuían a las runas se recoge en las inscripciones que permiten la entrada al reino de Erebor en El hobbit, que solamente pueden ser leídas a la luz de la luna.


  La Saga Hervarar parece ser que estaba entre las fuentes de Tolkien. En ella aparecen elementos como enanos, espadas mágicas, mujeres guerreras, etc.
La imagen del dragón Smaug acechando la ciudad del lago y su muerte final a manos de Bardo, es muy similar a la lucha final entre Beowulf y el dragón final (no confundir con Grendel ni con su madre, de los que no se precisa si se trata de dragones).


 Mordor, por su parte, podría estar formado por la palabra nórdica morth, "asesino", que generaría murderer, en inglés.



    Los orcos podrían provenir de Beowulf, descritos como "hijos de Caín", aunque también se habla de los hombres salvajes del folklore alpino: los orke.


martes, 24 de abril de 2018

Enanos

  Con toda esta afición por el mundo de Tolkien, me topo con el tema de los enanos, imprescindibles en toda fantasía épica. Inspirándome tanto en Tolkien como en la mitología nórdica (de la cual provienen), he dibujado unos cuantos, a ver qué tal quedan. Aquí, unos pocos:





 La imagen tanto de Gimli como del equipo de Thorin de El hobbit deja su huella, claro está.



Con Playmobil solo dispongo actualmente de unas piernas de enano, así que las creaciones que van a continuación solo las he podido hacer con dichas piernas:



De éste me ha gustado tanto que pongo dos:




 Ese hacha ¡qué bien viene! Y la pechera plateada antigua con esos reflejos se adecua bastante bien para estos descuidados enanos:



Y el último, con una piel de lobo:









jueves, 19 de abril de 2018

El señor de Ballantrae

 Actualmente estoy leyendo El señor de Ballantrae de Robert L. Stevenson. Mi idea era conocer la historia real tras haber visto hace muchos años la película de Errol Flynn.


  En El señor de Ballantrae están todos los elementos que apasionaban a Stevenson: aventuras, lucha entre el bien y el mal, piratas, mar, etc. De todo ello me quedo con las aventuras vividas en Escocia, donde parte la narración, durante el levantamiento de los jacobitas (escoceses partidarios de la casa de Estuardo) de 1745.
   De ese inicio he sacado esta escena con James, el heredero de Ballantrae, y su amigo el coronel irlandés Francis Burke.


FOR GOD AND ST ANDREW!



Espero que os guste


Dragón de la emperatriz Josefina

    Los dragones de la emperatriz Josefina son uno de los cuerpos del ejército napoleónico que más me gustan desde que conseguí hace años su correspondiente soldado de plomo.



   La emperatriz Josefina, esposa de Napoleón, quedó impresionada por el desfile de estos jinetes el día de su presentación en París en 1806. El emperador se los ofreció como regalo para que formasen su guardia personal.


    Los dragones de la emperatriz participaron en la Guerra de Independencia Española. En El 2 de mayo de Goya se puede ver a uno de ellos luchando con su sable en la parte derecha:



      Para plasmarlos con Playmobil tenemos el torso de Napoleón que es idéntico a sus uniformes verdes y blancos. Para el casco nada mejor que un casco romano, el más parecido, y en el cual se inspiraron para su diseño (no olvidemos la admiración de Napoleón por el imperio romano).


El problema es encajarle los penachos. En muchos dioramas he visto que los pegan con diferentes materiales. Hasta que se pueda concebir uno más parecido, nos conformamos con lo que hay.




miércoles, 18 de abril de 2018

La huella nórdica en Tolkien II



  Como comentábamos, el tema de las fuentes/influencias de Tolkien es muy amplio. Él mismo dijo que "no había inventado nada" y que compuso "lo que ya había".
La propia Tierra Media es una traducción de la Tierra como la concebían los vikingos: Midgard. Midgard es, por lo tanto, el "reino del centro o de en medio", lo que está entre el reino superior (Asgard) y el inferior (Nilfheim).






  El anillo mágico de poder está presente en la Saga Volsunga, una de las más populares de las sagas vikingas y precedente para el Cantar de los Nibelungos. En esa saga, el anillo se llama Andvarinaut y es la causa de la muerte del rey Hreidmar y la lucha por su posesión. Como el anillo único de Sauron, Andvarinaut trae la desgracia para aquellos que desean poseerlo.



     Los anillos son frecuentes en otras sagas vikingas como elemento de poder. Odín posee un valioso anillo: Draupnir, forjado por los enanos. Cada nueve noches, Draupnir gotea (de ahí su nombre: "el que gotea") y da lugar a ocho nuevos anillos. Este objeto le otorga a Odín uno de sus numerosos apelativos: el de "Señor del Anillo", curiosamente...
   El dragón Smaug de El hobbit, que vigila un tesoro, como ya comenté anteriormente, es un heredero de Fafnir, el dragón de la Saga Volsunga y del Cantar de los Nibelungos, que tenía la misma tarea. En el cantar, Fafnir es hijo de Hreidmar y queda transformado en dragón por su codicia. Del mismo modo que el anillo deforma a Smeagol hasta transformarlo en Gollum.






  Los nombres de los enanos de la expedición de El hobbit son todos nórdicos (escandinavos), extraídos de poemas épicos: Thorin, Bofur, etc. Durin, el rey sagrado de los enanos, al que citan constantemente, es también el padre de los enanos en la mitología vikinga. La propia figura de los enanos es, junto con los rohirrim, uno de los elementos más nórdicos del universo de Tolkien.





  Tolkien describe a los enanos con todas las características que poseen en la mitología nórdica: habitantes del interior de las montañas, expertos mineros y herreros, apasionados por el oro... Will Huygen y Rien Poortvliet, creadores de la colección de libros que inspiró David el gnomo, insistían en que a los gnomos les fastidia que les confundan con enanos. La explicación es, quizá, que los gnomos son una posible evolución de los enanos vikingos, en el folklore escandinavo, como los trolls lo serían de los antiguos gigantes.










lunes, 16 de abril de 2018

Última diligencia a Tuscarora

(Rescato al pistolero sobre la nieve para llevarlo en esta ocasión al desierto de Arizona)


  En el desolador desierto de Arizona un forastero camina bajo el sol con una silla de montar al hombro. Junto a la carretera, unos buitres terminan los despojos de una vaca:



Aquellas aves de rapiña se espantan al ver acercarse al forastero:



 El pistolero espera a una lado de la carretera. De pronto, se oye un ruido de cascos de caballos:



Es la diligencia, que se acerca al galope:


  El forastero detiene la diligencia levantando en alto su rifle.
-¡Soooooooooooo! ¡Quietos! ¡Demonios, hijo! ¿Qué estás haciendo en este maldito desierto?


-Perdí mi caballo
-No hace falta que lo digas: a la vista está.
-¿A dónde se dirige?


-La última parada es en St Louis, Missouri, aunque no creo que quieras ir tan lejos ¿Me equivoco?
-¿Cuál es la siguiente parada?
-Tuscarora, a poco más de una hora de aquí ¿Te conviene?
-Tú lo has dicho, abuelo.
-Pues sube, entonces.


-Tendrás que ir arriba, dentro está todo lleno. Si no te molesta ir junto a los equipajes...
-Me gusta tomar el aire...
   El forastero sube al techo, detrás del pescante.



-¿Qué? ¿Cómodo? Bueno, sigamos entonces hasta Tuscarora.