jueves, 14 de diciembre de 2017

La tregua de Navidad 1914


Diciembre de 1914, norte de Francia, frente occidental de la I Guerra Mundial. El primer año del conflicto, los soldados de ambos bandos tuvieron que pasar las Navidades en el frente. Al estallar la guerra, los gobiernos de las naciones beligerantes estaban de acuerdo en que no duraría más allá de las Navidades. Pero al llegar éstas, se dieron cuenta de que el conflicto iba a ser más largo y desastroso de lo que esperaban. El invierno resultaba duro en el norte de Francia y más aún en la vida diaria de las trincheras. La emperatriz Augusta Victoria, esposa del káiser Guillermo II de Alemania, ordenó que se enviasen pequeños árboles de Navidad al frente para que sus soldados celebrasen la Nochebuena, adornasen sus insalubres trincheras y recordasen a su patria.





La noche del 24 de diciembre de aquel año cada ejército celebraba la Navidad. Los británicos entonaban villancicos acompañados de gaitas. Los franceses bebían champán, enviado especialmente para aquella noche. Los alemanes, por su parte, cantaban Noche de paz. En un momento de la noche, británicos y franceses contemplaron asombrados cómo los arbolitos encendidos de los alemanes comenzaban a asomar por encima de las trincheras. Al momento, los cánticos de un lado y otro de las trincheras se unieron y comenzaron a felicitarse. Poco a poco, los soldados fueron saliendo a tierra de nadie e intercambiaron saludos. Los oficiales decidieron celebrar una tregua y ordenaron el alto el fuego por aquella noche. Se encendieron hogueras, se enterraron a los muertos de los dos bandos. Alemanes, británicos y franceses intercambiaron cigarros, chocolate, champán y whisky. Cantaron villancicos e incluso jugaron un partido de fútbol, el cual ganaron los alemanes. Por una noche y con motivo de una fiesta que unía a todos, los combatientes de la Primera Guerra Mundial dejaron a un lado sus diferencias para celebrar juntos la Navidad. 





  La película Feliz Navidad (2005) reconstruye aquel episodio olvidado de la Gran Guerra. Esta co-producción franco-germano-inglesa revive aquella tregua de diciembre de 1914 y el espíritu tanto navideño como conciliador.









No hay comentarios:

Publicar un comentario